Quién Soy – Israel Marín (Coach y Mentor Humanizado)

Superada la treintena de edad, y nacido dentro de las fronteras de lo que hoy se conoce como España me considero un Emprendedor por naturaleza, Aventurero por curiosidad incesante y Buscador (sin saber muy bien de qué) por intuición ardiente.

Formación

A lo largo de mi vida he tenido variadas formaciones y experiências tanto académicas como profesionales, aunque resaltando las más importantes puedo decir que estoy formado y soy Analista de Sistemas (y ejerciendo por más de 10 años) como Técnico Superior. También soy Cinturón Negro de Kung-Fu (Estilo: Choy Lee Fut) por el Consejo Superior de Deportes de España e Instructor de Kung-Fu por la Federación Riojana de Kárate.

Por último y que más tiene que ver con este espacio soy Coach y Mentor, formado en el curso: Coaching, Mentoring y Advice Humanizado ISOR® por el Instituto Holos en Florianópolis (Brasil).

Historia

Hace más de seis años decidí salir de mi zona de confort, alejarme de todo lo que había conocido (aventurero) hasta el momento: cultura, familia, amigos, trabajo, estilo de vida. Comenzar de nuevo y buscar/crear nuevas oportunidades (aventurero/emprendedor/buscador).

El camino no fue fácil, después de crear algunos proyectos propios (emprendedor), pasar por algunas empresas e incluso abandonar algunas de ellas en busca de algo mejor (aventurero/buscador) rompiendo una vez más con mi zona de confort, hoy me encuentro aquí, compartiendo este espacio contigo.

Siempre me interesaron las personas y lo que está en el fondo de ellas. A pesar de mi temprana pasión por la tecnología, lo que hizo aventurarme a formarme en su manipulación y creación, siempre estuve en una ida y vuelta constante entre lo que considero Ciencia (Tecnología, Estudios, Avances como Civilización, Conocimiento, Experiencias, etc.), y lo que considero Ser Humano (Humanismo, Espiritualidad, Desarrollo Personal, Autoayuda, Crecimiento, etc.).

Y gracias a una vida de estudios y experiencias entre estas dos ramas, he obtenido una macedonia la cual denomino de ‘Experiencia y Pensamiento Propi@’. Es a través de este concepto junto a la formación que recibí en Coaching, Mentoring y Advice Humanizado ISOR®, que quiero y deseo de todo corazón ayudar a las personas a mejorar y desarrollarse en varias facetas de la vida.

Inspiración

La parte de la tecnología nunca me inspiró un desafío real, no por falta de complejidad o simpleza, porque en ningún caso lo es, y sí porque nunca sentí un llamado interno con el que pudiese crecer y me auto-desarrollar en el proceso.

En cambio, la parte del Ser Humano siempre me ha tocado de lleno, y fue años atrás, cuando uno de los pocos alumnos que tuve como Profesor de Kung-Fu, escribió una carta para mí como despedida (pues yo me estaba mudando para otra ciudad y no podría continuar dando clases para él).

Dicha carta, quiero compartir con vosotros, por cuestiones de privacidad e intimidad, mantendré el nombre de este antiguo alumno en el anonimato:

En esta vida, que pasa tan rápido, una de las mejores cosas que se pueden encontrar es alguien que te enseñe algo relevante que te haga cambiar. Yo, más que nunca, puedo decir que cambié mucho después de aprender Kung-Fu, a pesar de tan sólo haber aprendido una pequeña parte. Por eso, tengo en mí, un sentimiento muy grande de gratitud hacia a ti, por las técnicas y conocimientos compartidos, que me han ayudado poco a poco a comprender los hechos cotidianos, a mi mismo, mi ética y mi verdad, si es que la verdad existe. Mucho más que Kung-Fu, me has enseñado a ver el mundo de una nueva forma y a buscar superar mis límites cada vez más. Gracias.

Lejos de la satisfacción que sentí al ver a esta persona desarrollarse durante los meses de entrenamiento y ver el gran cambio que ocurrió dentro de él, cada vez que leo esta carta se me eriza la piel y confieso que la inmensa gratitud que siento al leerla alguna vez se ha transformado en lágrimas.

Dicen que la heroína es la droga más potente que existe, y que con solo probarla una vez es suficiente para quedarse viciado. Pues bien, esta carta fue mi heroína para ayudar a las personas a desarrollarse (sí, lo sé, es una extravagante analogía).

Siempre quise utilizar la tecnología y mi formación/profesión para crear proyectos o herramientas con las que poder desarrollar el potencial humano y ayudar a otras personas, pero nunca conseguir dar con la tecla por los motivos que sea.

Objetivo

Hoy, y después de esta no breve introducción, me presento a ti o a tu organización como Coach y Mentor, con mi más sincero deseo de poder ayudarte a superar tus límites, a alcanzar tus objetivos, a desarrollar tu potencial y a explorar nuevos horizontes que ni siquiera te habías planteado la posibilidad de su existencia.

 


 

Y por último y para despedirme, quiero compartir contigo, como Coach y Mentor, algo muy importante que aprendí, y que puede ayudarnos en nuestro trabajo juntos:

Recuerda siempre que Yo Soy Uno Más, ni mejor ni peor que nadie, mis palabras, mis experiencias, mis pensamientos son míos y son tan válidos como cualquier otra persona (ni mejor ni peor), pero no son una verdad universal, pues la vida es abstracta y no concreta. Entender esto, y llevarlo al resto de situaciones, personas y experiencias en nuestra vida, es el primer y gran paso para nuestra paz interna y para nuestro desarrollo y evolución personal.

Namasté! 🙂